ROE vs ROI

PIN

Las dos medidas más utilizadas hoy en día en la profesión del coaching de liderazgo son el Retorno de la Inversión y el Retorno de las Expectativas. Esta última está creciendo en popularidad y uso debido, en gran parte, a los importantes desafíos que conlleva el cálculo de un ROI significativo. El retorno de la inversión no se presta particularmente bien a muchas iniciativas de desarrollo de «habilidades blandas» y quienes han trabajado en el aprendizaje y el desarrollo lo saben desde hace mucho tiempo. La popularidad y el crecimiento del ROE es el resultado de la capacidad de utilizarlo para medir las cosas de forma específica. Sigue sin ser una metodología a prueba de balas, pero está mucho más conectada con las medidas del tipo de la cuenta de resultados que el ROI y, por tanto, tiene más credibilidad entre los responsables de la toma de decisiones de las empresas. Una de las principales diferencias es que esto permite a las organizaciones medir el impacto del coaching de liderazgo a través de otras métricas que ya se están siguiendo.

Los investigadores han intentado cuantificar el impacto empresarial del coaching de liderazgo a través de una serie de encuestas y otras investigaciones. Las áreas en las que se pueden cuantificar los resultados son la productividad, la calidad, la fortaleza organizativa, la reducción de las quejas de los clientes, la retención, la reducción de costes y la rentabilidad final. Los beneficios derivados del coaching incluyen mejoras en las siguientes áreas: relaciones de trabajo con los subordinados directos y los supervisores inmediatos, trabajo en equipo, relaciones con los compañeros, satisfacción en el trabajo, reducción de conflictos, compromiso organizativo y relaciones de trabajo con los clientes.

La gestión del rendimiento de ayer está cambiando y las organizaciones con visión de futuro y de alto nivel están cambiando con ella. Según informes sólo el 10% de los empleados está muy de acuerdo en que las evaluaciones de rendimiento que reciben les inspiran a mejorar. Sin embargo, el desarrollo es fundamental para mejorar el rendimiento. Pasar de la gestión del rendimiento al desarrollo del rendimiento requiere que los directivos piensen en sí mismos de una nueva manera: como un entrenador, no como un jefe.

Las personas son la parte más importante de cualquier organización. ¿Cómo podemos apoyar el crecimiento de los empleados y respaldar la dirección estratégica que está tomando la organización?  Cambie sus medidas y nosotros le ayudaremos a cambiar los comportamientos. Al igual que no hay dos empleados iguales, el coaching es un arte, no una ciencia, y la forma en que se despliegue y adopte en su organización dependerá de cómo lo vea su equipo de liderazgo. ¿Es el coaching un gasto o una inversión en las personas? Las organizaciones con visión de futuro y de alto nivel están adoptando el coaching de liderazgo como una inversión.

Asesoría Juan Bautista

Dirección: Calle Águila, 25, 18002 Granada
Teléfono: 958 25 22 62
asesoriajuanbautista.es

También te puede interesar